Zaragoza en blanco




9.1.06

2006 y sigo aquí

Regreso a casa,
Afónica,
De nuevo.

Siempre pierdo la voz,
Cuando callo.

A veces en la garganta,
Escuece el silencio.

Pero estoy tranquila,
En casa,
En esta ciudad, que siento mía,
Al volver.

Y no me arrepiento de las palabras muertas.

Las compensé con abrazos, y besos.