Zaragoza en blanco




25.1.06

Recuperado de un lugar escondido (hace un par de meses)

Al salir del metro y encontrarme de frente con la noche, salpicada de rascacielos, pensé:

Algún día, viviré en un lugar repleto de edificios todavía más altos.

La noche será más oscura.
Las luces brillarán por todas partes.

Y yo seré pequeña, diminuta, minúscula.

Una hormiguita que danza por la calle,
cuando desde el cielo inmenso,
empiece a caer la nieve.

20.1.06

La cuenta atrás

nadadora

A finales de Febrero, me habré mudado a Madrid.
Primero tengo que terminar aquí algunas cosas.
Y ayer empecé a hacer algunas fotos de emergencia.

La primera, a la nadadora del parque,
Que espera sonriente a que suba la marea,
Para lanzarse al agua.

La segunda, me aguarda, todavía sin mostrarse,
Desconocida.

No dispongo de mucho tiempo,
Pero no voy a quejarme,
He disfrutado tanto de la ciudad,

En la ciudad.

Ahora me dispongo, a trasladar mi alegría.

13.1.06

Temprano

Escucho Craig David mientras espero el autobús, en la plaza San Miguel. Apenas caen unas gotas, pero el suelo está mojado, las fachadas de ladrillo también, y se muestran rojizas, perfectas, intensas, como si esperaran ser contempladas, bajo la lluvia, y la música.

Me hubiera gustado guardar una foto, de ese momento. Pero ¿Cómo reflejar el olor a humedad, mezclado con el de flor de lis, de un viejo perfume recuperado? No son suficientes los ojos, ni la memoria, se quedan cortos. Siempre me iban a faltar los cosquilleos de felicidad, recorriendo mi cuerpo, la sensación ambigua de no ser nada, y formar parte de todo.

A veces, la vida es tan hermosa, que las cámaras digitales se convierten en objetos completamente inútiles. Cacharros.

9.1.06

2006 y sigo aquí

Regreso a casa,
Afónica,
De nuevo.

Siempre pierdo la voz,
Cuando callo.

A veces en la garganta,
Escuece el silencio.

Pero estoy tranquila,
En casa,
En esta ciudad, que siento mía,
Al volver.

Y no me arrepiento de las palabras muertas.

Las compensé con abrazos, y besos.