Zaragoza en blanco




8.10.05

La calle es una fiesta

I could have danced all night

Nostros hemos pasado el día en el desierto, viendo los molinos girar.
No tengo arena en los zapatos.
Ni tierra.
Solo la carretera, en mis ojos.

Ahora, mientras escribo, en el comedor, un español y un belga, están mirando un partido de fútbol.
0-2
Yo me voy a dar una buena ducha, escuchando a Jamie Cullum.
La primera vez que lo vi por la tele, pensé que era un idiota.
Después descubrí que puedo deslizarme por su voz, como en un tobogán.
Y sentirme, realmente bien.

Pero primero me acabaré la cerveza.
Una cerveza bien fría, antes del jabón de coco, y el vapor en el espejo.

Un poco más de sosiego, antes de la noche de sábado.