Zaragoza en blanco




8.9.05

A ratos llueve

nubes

En realidad, me apetece escribir sobre la melancolía de los días nublados.
La melancolía, que me producen los días nublados.
Pero ya no me lo permito.
Luego cuando lo leo, siempre pienso, ¡Otra vez lo mismo! ¡Qué aburrimiento!

Así, que mejor me voy a la cama, empiezo una de las novelas de Anaïs Nin que me traje de Burdeos, y quito el cd de Eva Cassidy, que escuchar quince veces Autumn Leaves en este estado, roza los límites del masoquismo (si no los sobrepasa ya).