Zaragoza en blanco




4.7.05

Me desvelé

insomnio

Ya me había quitado las lentillas para ir a dormir.
En realidad ya estaba en la cama, dormida.
Los vecinos se han puesto a discutir, y me he despertado con uno de sus gritos.
Si pudiera dormir con las ventanas cerradas, pero el calor es asfixiante.
Cuando por fin se han callado, ya había perdido el sueño.

Me he levantado a escribir un rato, aunque las letras bailan en el monitor.
Me da pereza volver a ponerme las lentillas.
Las gafas están en la mesilla de noche, y también me da pereza levantarme a buscarlas.

Escribo y las letras bailan.
Y parece que en esta habitación corre un poquito más de aire.

Siempre pasa alguien cantando por esta calle, de madrugada.