Zaragoza en blanco




9.5.05

Algo grande

molino

Los molinos de cerca producen el ruido de los aviones al despegar.
Es extraño permanecer bajo esas enormes aspas, girando, apuntándome, cortando el aire, el sol, la respiración. Proyectando sombras alargadas, que atraviesan veloces el desierto.
Es extraño e inquietante. Las proporciones se pierden. Me parece intuir un peligro que no es más que simple vértigo.
De pronto recuerdo una canción, y una historia nueva se proyecta en el paisaje.
Me dan ganas de bailar, de expandirme, de ser tan grande como un abismo.
Es la inspiración, que desde el cielo, viene a buscarme.