Zaragoza en blanco




13.4.05

Nuevas adquisiciones

juntitos

La feria del libro Antiguo es bastante pequeña, pero encontré estos dos tesoros.
Por si a alguien le interesa, en la última caseta, frente a la universidad de medicina, todavía les queda un ejemplar del diario cuarto y otro del quinto de Anaïs Nin.

El chico que atiende es muy simpático, aunque revisando libros casi le desmonto media parada.

Que no, que no, que dijo que había sido él.

Aunque quizá fue el viento, porque ¡cómo soplaba ayer por la tarde!