Zaragoza en blanco




17.4.05

Haz memoria

puenteverde

Casi nunca cruzo al otro lado del puente. No por ningún motivo en especial, los días pasan, las horas avanzan, tan rápido, y hay tantas cosas que hacer. Siempre a este lado, nunca al otro, del que prácticamente no sé nada.
Una mañana de domingo, paseando, llegué a la orilla contraria, la que siempre miro de frente. Sentí curiosidad, de conocer más, de verla mejor, con más tiempo, eso pensé, volverás con más tiempo.
Después me olvidé.
A veces tengo un poco de miedo, de tener que irme un día, a otro lugar, y haberme perdido la mayor parte de esta ciudad, por mi mala cabeza.