Zaragoza en blanco




7.4.05

El día menos pensado

la casa rosa

Un día para sentirme viva,
con la intensidad del condenado.
Para bailar descalza,
hasta desvanecerme.
Para susurrarte mis sueños,
sin temor a perderlos.

Un día para reconocer los colores
Que no sabía ver antes.