Zaragoza en blanco




2.4.05

A cambio de

lluvia

Llueve y no me apetece salir a la calle, he dormido tres horas, creo. ¿Por cuantos bares pasamos? No lo recuerdo, por todos, es posible, en una noche larga, apacible, repleta de gente, paseando, bailando, bebiendo, riendo, gente por todas partes, y dije muchas tonterías, eso seguro, siempre lo hago.
Terminé por aceptar mis salidas de tono.
Llueve y no me apetece salir a la calle, pero guardo una carpeta repleta de cielos nublados, por suerte.
Ventanas, para cuando no tengo ganas de asomarme al mundo.