Zaragoza en blanco




22.3.05

Que me quiten lo bailao

regalos

Entre mis nuevos descubrimientos, la casa de las culturas.
Llegamos tarde, como a todos los conciertos, este ya estaba empezado, música rai, la gente animada, bailando, y yo que al principio siempre tengo un poco de vergüenza, ayer sentí como me contagiaban de música, de danza, de un movimiento que recorría mi cuerpo, como un escalofrío permanente.
Entonces es cuando disfruto, cuando me olvido de todo, si bailo bien o mal, si alguien me mira, o no, fuera, música, eso es todo, la música me puede, me vence, y la música rai especialmente me llega al alma por vía directa. Cuando era niña mi madre decía que yo era como esos muñecos de la Coca Cola, que das una palmada y empiezan a moverse, y sí, es así, no puedo evitarlo.
Ayer disfruté mucho, muchísmo, aunque hoy tengo agujetas en las piernas, no importa, también tengo imágenes maravillosas que recordar.