Zaragoza en blanco




21.3.05

Dualidad

día

El día. La primera procesión que he visto en directo. Antes sol, un sol radiante, y gente, en las calles, en las terrazas, gente con la que compartir el calor, la primavera, la ciudad, los tambores.
Desde mi balcón puedo verlo todo, todo lo que me apetece ver, en ese momento.

noche

La noche. Descubrimos un lugar nuevo, donde contemplo el vuelo de una lechuza, también por primera vez. La luz es especial, la luna ilumina el agua.
La soledad, la calma, el silencio.
La otra cara de una moneda, que lanzo al aire con solo parpadear.