Zaragoza en blanco




27.1.05

Hedonismo

nubes en los galachos

Hoy me he levantado más tarde que nunca, me apetecía quedarme en la cama, despierta, con los ojos cerrados, escuchando los cánticos que creo vienen del Pilar.
Después la ducha eterna, la música bombeando, el vaho, las cremas, es tan tarde que decido mejor que hoy sea un día sin prisas.
Salgo a pasear con la mona, despacio, siguiendo el sol por las calles, caminando por todos nuestros rincones favoritos.
Me he dejado el pelo suelto para que el Cierzo juegue con él.
En casa, todo está por hacer, pero no me importa.
Bajo al super y me compro pavo, queso, pan de molde y una cerveza belga, no voy a cocinar. Tampoco he fregado los platos, ni he puesto la lavadora. No, solo leer, escribir y escuchar música.
Esta noche concierto, y bailar, bailar hasta caer muerta.
Que no, que hoy no me bajo de las nubes.