Zaragoza en blanco




18.1.05

Alteraciones

crujen

Algunas imágenes me atraen y me inquietan a partes iguales.
Las formas bajo el agua, se tambalean levemente, al ritmo que la corriente las quiera mecer. Y parecen más vivas que nunca, pero no son más que cadáveres incapaces de salir a flote.
La niebla va bajando, mientras cruzo un puente de madera, un estanque, un lago, un manto de hojas secas. El cielo es un laberinto de ramas desnudas y cortezas blancas.
Pasear por los galachos de juslibol en invierno, es lo más parecido a despertar desnudo en una película de Tim Burton.
Lo recomiendo.